Lo relevante
  • RT @Claudiashein: #EnVivo 🔴📹 La Ciudad se mantiene en Semáforo Rojo. Sólo con la participación de la ciudadanía podremos disminuir contagio…
  • RT @wizards_magic: Each realm is the home of a unique creature type, though sometimes these realms shift and collide with one another. http…
  • RT @wizards_magic: Now let’s look at the #MTGKaldheim mechanics that you’ll come across. Modal double-faced cards, sagas, and basic snow la…
  • RT @victoradameart: Hello friends, it's my pleasure to show you "Binding of the Old Gods" Art for #MTG #MTGKaldheim AD: Cynthia Sheppard,…
Ni tanto que queme al santo | Mana Screw y la resiliencia

por - 28 de noviembre de 2013

Ni tanto que queme al santo | Mana Screw y la resiliencia

Te encuentras jugando la última ronda de un PTQ. Necesitas ganar esta ronda para hacer top 8. Vas 1-1 después de dos difíciles juegos, este juego es el definitivo. Eliges iniciar, robas tu mano inicial… ¡una tierra! Decides hacer mulligan, revuelves bien tu mazo: 7 pilas de cartas, el ritual completo; después barajas 4-5 veces, tu oponente corta, robas ahora 6 cartas… ¡CERO tierras!

¿Te suena familiar este escenario?

Todos hemos pasado por esta situación. Pudo ser en un PTQ, en un FNM o en el último Grand Prix; en la ronda definitiva para hacer top 8, para hacer día dos, o para calificar al PT. No importa si tu nombre es Juan Pérez o Samuel Black, a todos nos toca enfrentar estos momentos adversos.

Sam Black

Incluso hay ocasiones en que estos problemas se presentan frecuentemente, tal vez un poco más de lo que consideramos normal, y nos hace caer en cuadros de desesperación. Vamos, nos saca de nuestras casillas e incluso nos llega a echar a perder nuestra diversión al jugar Magic.

Veamos algunas definiciones de la palabra clave de hoy:

Resiliencia: El convencimiento que tiene un individuo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar que los resultados estén en contra.

Resiliencia: Un proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad.

Normalmente este término se aplica en casos mucho más graves, como supervivencia en casos de guerra, naufragios, enfermedades, etc. Pero llevado a un plano más simple y común, como lo es Magic, es importante ver que la actitud con que enfrentamos estas situaciones, más veces de lo que creemos, es la que determina el resultado de las mismas.

wilson

Cuando estos casos se presentan, porque inevitablemente lo harán, lo importante es cómo reaccionamos ante ellos y cómo lograr minimizar las pérdidas que nos ocasionan estas circunstancias.

Entendiendo los problemas, como lo que son.

Hoy haré una declaración que seguramente dejará perplejos a varios:

-Señores y señoritas, el mana screw simplemente NO EXISTE.  Lo mismo aplica para el mana flood, color screw, y cualquier otra de sus variantes-

Con esto no me refiero a que no sea común el robar una mala combinación de hechizos y tierras en las manos o cartas iniciales. Eso, como ya los discutimos, es algo que sucede regularmente en todas las mesas de juego del mundo. A lo que me refiero con esta declaración es que esto NO es un factor a largo plazo para tu éxito o fracaso jugando Magic.

Un mazo bien balanceado de tierras, hechizos y costos tendrá una posibilidad muy similar de tener un mana screw que cualquier otro con las mismas condiciones. Igualmente, el jugador más Pro de los Pros y tú tienen exactamente las mismas posibilidades de robar las mismas combinaciones de cartas si juegan el mismo mazo.

balance

Por lo tanto, a largo plazo deberás perder aproximadamente los mismos juegos que los que ganarás debido a estas circunstancias. Por lo que, si lo analizas un poco, todos terminamos exactamente en el mismo lugar que donde empezamos.

Entonces, ¿por qué los mejores jugadores pareciera que nunca tienen problemas de maná? Ellos también jugaron 9 rondas, y no perdieron al menos 2 por problemas con las tierras como la mayoría.

La respuesta se encuentra oculta en la misma pregunta: ¡Porque son mejores jugadores!

¿WTF?  Osea, ¿cómo?

Los buenos jugadores son buenos aun cuando todo parece estar en su contra, cuando las cartas parecen no estar cooperando, y cuando la mayoría de los jugadores simplemente le echarían la culpa a su suerte y perderían el juego en automático.

-RESILIENCIA- ¿A alguien le suena ahora?

Los buenos jugadores analizarán y explotarán hasta la última posibilidad de recuperarse en un juego que comienza mal, jugado defensivamente, haciendo intercambios de criaturas que normalmente no harían, comprando tiempo para recuperarse en el tablero en el largo plazo. Es en esos momentos cuando vale más ser un buen jugador, cuando conviertes tus posibilidades de un 10% de ganar el juego a un 35% completamente a base de habilidad y entendimiento profundo del juego, de tu mazo y el del oponente.

Es muy fácil perder la concentración cuando pasan cosas malas en el juego. ¿No les ha pasado también que después de hacer una mala jugada, inmediatamente haces otra por estar pensando en la anterior? Estas son muestras de que los jugadores normalmente tendemos a perder los estribos y el control del juego conforme las cosas no van a nuestro favor, creando muchas veces un efecto bola de nieve que acaba por hacerlos perder juegos que podían haber recuperado y ganado.

giblinTactician

Igualmente hay que saber identificar y explotar cuando un oponente se encuentra en apuros, cuando no baja su tercera o cuarta tierra, cuando no roba criaturas, cuando su mazo le da mucho maná y poco que hacer con él. Normalmente esta situación abrirá una ventana de uno o dos turnos, en donde lo que hagas desencadenará una serie de eventos que pueden ser clave para ganar el juego cuando las cosas se estabilicen más adelante. Es muy fácil ganar un juego cuando tu oponente se atora 3 turnos sin bajar tierra, pero uno sólo puede ser suficiente para los mejores jugadores para que los resultados sean irreversibles, y hay que saber cómo jugar cuando esto pasa.

Ejemplos, ejemplos:

Apenas hace unos días jugando Magic online me topé con un ejemplo perfecto para este artículo, cuando por un error de dedazo me quedé con una mano con una sola tierra, con puros costos altos y pocas formas de recuperarme si no robaba prácticamente 3 tierras seguidas.

Empezó mi oponente- Tierra, vas.

Yo- Robé otro hechizo, bajé tierra, vas.

Mi oponente- roba, no baja tierra, acto seguido concede el juego y roba para ver prácticamente todo su mazo.

Yo veía ese juego perdido, y en el mejor de los casos para mí podríamos robar varios turnos hasta encontrar tierras ambos o alguno de los dos. Pero mi oponente se desesperó y asumió lo peor. Eso le quitó el 50% de probabilidades que tenía en ese momento.

Igualmente en mi artículo anterior les conté cómo pude ganar un juego final de un PTQ haciendo mulligan a 5 en el juego decisivo. Y cuando yo veía todo perdido, mi deck logró hacer 20 daños antes que el mazo de mi oponente reaccionara.

Ejemplos como estos pasan todos los días, y debemos aprender a navegar con esta posibilidad como parte del juego que elegimos. Estas variables, aunque no sea tan obvio, hacen el juego más divertido, y dan esa capa extra a Magic que lo hace tan completo. Nos prepara para afrontar situaciones adversas y complejas, y nos recompensa con un gran gusto cuando logramos salir delante de ellas.

Así que no se desesperen cuando jueguen. Analicen cada situación. Jueguen cada turno como si fueran a robar las 3 cartas seguidas que necesitan, aun en el juego más difícil. Porque tal vez, de vez en cuando… las robes.

Gracias por leer.

Tags:
MTG

Nuestro Staff

Comenzó a jugar Magic desde 1995. Es fundador y director de Grupo Necrotower, Organizador premier de Magic para México, y asesor para distribución y juego organizado para varias compañias de juegos como WotC, Upper Deck, Konami, Devir, SALO, Channel Fireball, etc.