Lo relevante
  • RT @Claudiashein: #EnVivo 🔴📹 La Ciudad se mantiene en Semáforo Rojo. Sólo con la participación de la ciudadanía podremos disminuir contagio…
  • RT @wizards_magic: Each realm is the home of a unique creature type, though sometimes these realms shift and collide with one another. http…
  • RT @wizards_magic: Now let’s look at the #MTGKaldheim mechanics that you’ll come across. Modal double-faced cards, sagas, and basic snow la…
  • RT @victoradameart: Hello friends, it's my pleasure to show you "Binding of the Old Gods" Art for #MTG #MTGKaldheim AD: Cynthia Sheppard,…
Papel, tinta, bytes y más | Inicios y Finales

por - 11 de agosto de 2014

Papel, tinta, bytes y más | Inicios y Finales

 

“¿Linaje?” preguntó el mago experto. La duda acarició su voz como si no hubiera estado seguro de haber oído bien. No era una palabra que inspirara confianza y paz mental.

Por supuesto, el linaje”, dijo Urza, exasperado. “La segunda mitad del Legado. Un componente humano. ¿No has estado escuchando? No podemos decir con seguridad que voy a estar presente en el momento de la invasión. Tiene que haber alguien que pueda ser seguido por las masas, alguien que entienda cómo derrotar a Pirexia, alguien que sepa cómo utilizar el Vientoligero para salvar Dominaria.” Hizo un gesto girándose hacia el panel donde la suave escritura Thran se mezclaba con la Argiviana. “Dentro de ese linaje descubriremos al heredero de mi Legado, y mientras tanto el proyecto nos proporcionará de guerreros que se opondrán a Pirexia y sus agentes.” dio un paso más cerca del pizarrón, su voz se suavizó y obteniendo un tono mesiánico dijo: “Ellos serán los soldados de Dominaria. Uno de ellos será su salvación.”

 

zeus1

Hola a todos.

 

Por fin, tras varios meses hemos llegado al final del primer ciclo de historias del Multiverso del Magic. En esta ocasión el libro del que les hablaré es el cuarto y último libro del ciclo de Artefactos:

 

“Linajes” (Bloodlines) de Loren L. Coleman.

zeus2

 

Con estos libros se han sentado muchas de las bases para lo que será la historia futura del Magic: una sucesión multicolor de mundos y planos, algunos naturales y otros artificiales, tal como lo fue el destruido mundo de ángeles y maná blanco de Serra, o aquél que es la más grande amenaza para los demás Planos, el mundo de las nueve esferas de metal y aceite que se nutre del maná negro: Pirexia. Entre estos mundos normalmente no existen puntos de contacto, pero existen aquellos seres especiales, los caminantes de planos que, gracias a sus grandes poderes, pueden viajar entre ellos, e incluso transportar consigo a los demás habitantes y criaturas que los habitan, y la mayoría de las veces usarlos como instrumentos de sus luchas.

La historia hasta ahora: luego del primer libro, influenciado por los sacerdotes de Gix, Mishra fue cegado en su odio fraternal a Urza, lo que finalmente llevó a la destrucción de un continente entero y sumió al mundo en una era glacial de miles de años. En el segundo libro, Urza, en su deseo de venganza, terminó vagando por los planos hasta encontrar el plano de Pirexia, donde los atacó tontamente, para ser casi derrotado y apenas escapar, aunque después logró desenmascarar y derrotar al Demonio Pirexiano Gix en Dominaria. Y finalmente, en el tercer libro un frustrado intento de agentes durmientes desencadenó una catástrofe temporal en Tolaria, y atestiguamos la invasión y corrupción del plano de Serra. La verdad es que Yawgmoth, el inefable, supremo señor de los pirexianos y sus seguidores más poderosos, había permanecido hasta cierto punto tranquilo, sirviendo solo como el mítico “coco” de las historias: una amenaza de increíble poder, pero que, en esencia, se mantiene distante; sus esfuerzos en contra de Urza parecen más bien rutinarios…

zeus3

         “El oscuro Leviatán se detuvo, reconociendo a Croag entre el infinito alcance de su mente.

         Esa noche, Yawgmoth había venido a hablar con él.

Era el dios oscuro de Pirexia, el creador de su plano y el arquitecto de sus cuerpos mejorados. En todo el Multiverso, no había ninguno de forma tan perfecta como él. Desde su largo sueño de milenos, el Inefable habló con el Círculo Interno y les hizo conocer su voluntad. Croag recordaba fácilmente aquel tiempo cuando el oscuro había despertado, y el terror que había sacudido físicamente las nueve esferas de Pirexia hasta que todos reconocieron su poder y se inclinaron a la tarea de remodelar el Nexo de Dominaria con Pirexia en su centro.

 

Un estruendo sacudió quejumbrosamente a Croag, todavía encerrado en un sueño. El miembro del consejo tembló ante el despliegue de poder. Urza Planewalker vivía, le confirmó al Dios Oscuro.

 

Ojos de color rojo fundido surgieron de la oscuridad con ira y desaprobación. Su calor abrasador amenazó con paralizar el cuerpo de Croag. A pesar de estar completo, incluso un miembro del Círculo Interno no podría resistir delante de su dios enfurecido.

El trueno furioso que fue la ira del Inefable por Urza Planeswalker se diluyó en el interior de los sueños de Croag. Zarcillos de furiosa energía fundida azotaron su cuerpo, y la oscuridad apretó su mente. El olor a muerte de aceite quemado impregnó su cuerpo, pero esto no fue un castigo o una condena, y Yawgmoth escatimó a su objeto su completa furia. Entonces, una vez más bajo control, el semi-dios Pirexiano dejó a Croag con otras imágenes de su propia mente.

Al miembro del Consejo Interno se le mostraron los planes para Rath.”

 

Hemos llegado al cuarto libro y veremos que esa inactividad aparente dista mucho de ser verdad. Urza pasaba milenios en sus delirios de intentar cambiar el pasado hasta que, finalmente, gracias a Xantcha y Ratepe corrigió el rumbo y termina fundando la Academia Tolariana ayudado por Barrin. Los planes del Inefable, han seguido su curso; sus Negadores, cazan sin descanso al caminante de planos que se atrevió a atacar a Pirexia. Sus Buscadores siguen encontrando nuevos mundos que puedan ser fáciles víctimas y provean de nuevos recursos y así servir a sus designios. Sus Agentes Durmientes se han infiltrado por todos lados, esperando pacientemente el momento de servir a su único amo.

Y ahora uno de sus planes más secretos finalmente está listo para comenzar a dar frutos: con la información extraída a sus víctimas y para servir en sus enfrentamientos con Urza, un nuevo plano ha sido formado, uno capaz de crear puentes entre mundos y así servir de base para la invasión de estos por parte de Pirexia, uno donde la propia piedra variable, materia primaria del plano, puede ser moldeada a voluntad por su gobernante, el evincar de turno. Ese mundo es Rath.

Pero, regresemos a Urza y Barrin.

“La diferencia entre los diseños de demonio y hombre es a menudo
esa delgada línea que divide las intenciones de uno del otro. Nadie me ha demostrado ese principio mejor que Urza. Cuando uno se ve obligado a descender al nivel de un enemigo, esa delgada línea puede ser el único camino que queda para volver a la cordura”.

Barrin, Mago Experto de Tolaria
zeus4
En “Flujos de Tiempo” Presenciamos la Batalla final y el colapso del plano de Serra. No todos sus habitantes fueron destruidos, gracias a la ayuda prestada por el Vientoligero, Barrin y el propio Urza.

Ahora, de regreso en Tolaria, los planes de Urza y Barrin se han visto afectados por los sucesos de Serra y, aconsejado por una sugerencia de Jhoira, Urza finalmente ha entendido que la lucha con los pirexianos no solo será un asunto de Magia y artefactos – el simple Legado no basta – sino que hombres, animales e incluso la misma naturaleza, tienen que unirse para poder contrarrestar todo el poder y el mal que Pirexia intenta desatar en Dominaria.

Con los artefactos originales del Legado terminados y el Vientoligero listo para ir evolucionando, metal y madera viva juntos, se agrega un nuevo componente al Legado. Este plan toma forma y se vuelve el más importante para poder combatir a los pirexianos. Urza ha decidido crear el Linaje: Así como los pirexianos son el producto de la manipulación de su carne y sangre, y la fusión impía de ésta con el metal y el aceite, para terminar en el proceso que los pirexianos denominan el estar “completado”, Urza ahora experimentará con las líneas de sangre de los distintos habitantes de Dominaria, e incluso decide mezclarlos con las muestras que han obtenido de los propios pirexianos para crear una nueva raza capaz de luchar con ellos en igualdad de circunstancias: Los Metathran. Pero no pretende terminar ahí; su plan involucra la aparición luego de varias generaciones de alguien que pueda ser el líder de esa lucha, alguien que pueda, por su elemento pirexiano, entender, adelantar y superar a estos – pero que, además, esté igual de sintonizado con las otras criaturas del mundo para tomar el lugar de Urza.

zeus5
Como sucede con todos los planes, las cosas no saldrán del todo como lo esperaba el Caminante de Planos.

El principal encargado de los experimentos del Linaje, Gatha, celoso, impaciente e ignorante de muchos de los hechos que sólo Urza y Barrin conocen, decide traicionarlos, abandonarlos y, llevándose buena parte de su trabajo con él, termina asentando en Keld, donde los señores de la guerra, gobernando un pueblo donde la fuerza y la destreza en la batalla son el último objetivo, ven con buenos ojos la ayuda que Gatha les ofrece y no dudan incluso en permitirle experimentar con sus propios hijos para garantizar que estos sean cada vez unos mejores guerreros, auténticas moles en el campo de Batalla, y así poder obtener de los demás pueblos a sangre y fuego todo lo que deseen.

En Benalia, en las tierras de los señores Capashen, se han asentado los supervivientes del colapso de Serra, que viven en secreto para ocultarse de los agentes de Pirexia, y poco a poco se irán mezclando con los benalitas, instruyéndoles en las artes guerreras que han aprendido al combatir a los pirexianos.

En Yamivaya, Rofellos, elfo guerrero de Llanowar, ha transformado – con la ayuda de la esencia misma del bosque – a este en un lugar donde se usa la generación de vida en él para destruir a las máquinas de muerte pirexianas.
zeus8
¿Y Rath?

Pues en Rath, Croag, miembro del círculo interno de Pirexia ha “reclutado” a un administrador llamado Davvol, un habitante de Coracin que, con la promesa de volverse inmortal al recibir el tratamiento que lo convertirá a ser uno de los “completados”. Será el evincar de Rath, cuyas tareas son las de preparar el desarrollo de ese mundo mediante la generación de la piedra variable para poder “sobreponerse” a otros planos creando temporalmente un puente a estos, sirviendo de experimento para cuando sea el momento de que se lance la gran invasión a Dominaria, y en el proceso esos experimentos también servirán para proveer al plano de hombres y animales: esclavos para las calderas que alimentan la maquinaría que hace crecer a Rath y ejercicio para poner a punto a los centenares y miles de nuevos pirexianos adaptados para enfrentarse con éxito a cualquier fuerza que se les oponga.

Simultáneamente, Davvol también tiene la responsabilidad personal de desarrollar nuevos Negadores, con el propósito específico de dar caza y exterminar a Urza. Con cada nuevo intento fallido, los Negadores sobrevivientes regresan con nueva información sobre los poderes y las capacidades del caminante de planos y mejoras se implementan en la siguiente generación que sale de las cubas de metal y aceite.

 

zeus6
Ambos lados, como vemos, han hecho pacientemente sus planes, manteniendo sus secretos celosamente guardados del oponente, pero la confrontación es cada vez más cercana y el tiempo se vuelve cada vez más precioso. La historia comprende muchas generaciones mientras el programa del linaje sigue su curso. Finalmente, los primeros intentos de Rath por hacer incursiones en Dominaria han comenzado y, tanto el linaje como los pirexianos, se depuran con cada nueva camada.

Los señores de la guerra de Keld, mejorados gracias a los trabajos de Gatha, luchan ferozmente por hacer retroceder a los pirexianos – para sorpresa de estos últimos – hasta que finalmente Croag decide intervenir personalmente y en esa lucha aprende sobre la naturaleza de los elementos pirexianos que han sido mezclados con los habitantes de Keld, y vislumbra parte del plan de Urza.

Una emboscada fallida a Urza, lo lleva a al Negador sobreviviente hasta Rath, donde, gracias a los Soltari, ahora sabe de la naturaleza del plano y su papel en la próxima invasión de Pirexia.

Y en Dominaria, con los ataques pirexianos cada vez más numerosos y frecuentes, a Karn se le ha encomendado trasladar piezas del legado que se encontraban en Benalia a una nueva locación en Jaamura, donde deberá cuidarlas celosamente mientras sea necesario. Pero Karn no ha partido solo. Siendo por cientos de años el enlace entre los Capashen y Urza, ha visto muchas generaciones de estos pelear y morir a manos de los Pirexianos sin ser ayudados por el caminante…

“Vida contra Legado. Para Karn, la elección era fácil. Therri Capashen permanecería en su memoria durante el tiempo que Karn la pudiera guardar allí. Karn ni siquiera podría recordar el día en que viniera la invasión – si la completa invasión ocurría alguna vez – pero él pasaría las próximas dos décadas al menos seguro en el conocimiento de que los héroes Capashen vivirían a través de, al menos, un hijo. Entonces, una de esas vidas algún día podría hacer una diferencia. Llevarse el Legado de Benalia que Urza le había encargado. Protegerlo hasta que fuera encontrado de nuevo por el caminante de planos. Karn llevaba varias piezas de artefactos del Legado, y en sus brazos, envuelto en nuevas mantas gruesas, llevaba otra parte del Legado, aquel que bien podría ser el último héroe Capashen sobreviviente, el bebé Gerrard, el nieto huérfano de Therri y la solicitud final de ella hacia Karn que el golem de plata le llevaría a algún lugar seguro.”
zeus7
Y aquí, amigos, con Karn llevando entre sus brazos a Gerrard Capashen, es como quiero terminar esta historia, y dar por finalizado el ciclo de los artefactos, porque es con Gerrard, Karn, y la tripulación del Vientoligero que comenzará el siguiente ciclo de historias: el ciclo de Máscaras de Mercadia (Máscaras de Mercadia, Némesis y Profecía), y donde el enfrentamiento con Pirexia alcanzará proporciones gigantescas y abarcará planos enteros. Así que, como se suele decir, este no es el fin, sino el fin del principio, y no saben todas las cosas increíbles que van a suceder.

 

Quiero agradecer la atención de todos ustedes por seguir la historia de Urza y su lucha con Pirexia conmigo, y aprovechar este momento para preguntar…

¿Desearían que hablara del libro cero de este ciclo, “los Thran”, donde veremos el génesis de Yawgmoth y los pirexianos”? O ¿prefieren que nos vayamos de lleno a Tormenta y Rath y el ciclo de Mercadia?

Como siempre sus comentarios, preguntas, aclaraciones, reclamos, y lo que quieran (pero no discusiones sobre el árbol genealógico de los Capashen, por favor) serán bienvenidos, y ya saben… aquí abajo por favor.

Tags:
papelurza

Nuestro Staff

Jugador de magic antediluviano. Comenzó a jugar Magic en 1994, cuando Antiquities y Legends eran los nuevos sobres. Él es fanático de la literatura, la mitología, la ciencia, la cultura pop y muchas otras cosas; Zeus nos traerá notas interesantes sobre estos temas y una que otra recomendación para los que gustan de un buen libro de vez en cuando.